sábado, 12 de diciembre de 2015

G8: CALENDARIO DE ADVIENTO

Una forma de ir anticipando la Navidad, la llegada del Olentzero o las fiestas navideñas es a través de un calendario de adviento. En clase tenemos uno con forma de abeto en el que vamos, cada día, colocando una bola numerada (cada uno de los días previos a la navidad).

Calendario de adviento con forma de abeto y adornos de tela y fieltro
Cada día un niñ@ coge la bola de navidad correspondiente a ese día: el día 1 la bola 1, el 2 la bola 2... En cada bola hemos metido una actividad especial representada con un pictograma. Una vez hecha esa actividad, colocamos la bola en el abeto. Cuando el abeto este completamente adornado con las 24 bolas, significará que ya ha llegado la navidad y que llega el Olentzero, Santa Claus, Caga Tió... Los niñ@s verán de forma visual, que vamos quitando bolas de un sitio para ponerlas en otro más significativo, adornando cada día el abeto.
Estas son las actividades que hemos hecho hasta el momento: Adornar todos juntos las clase con elementos navideños, cantar y tocar música, celebrar todos juntos el día de la discapacidad, hacer un muñeco de nieve "Olaf" y buscar en clase papá Noeles de chocolate para poner de adorno o comer en casa.
Figuras de chocolate escondidas

Pictogramas y fotos escondidos en las bolas de navidad y búsqueda de chocolatinas
 
Pictogramas y búsqueda de chocolatinas 

En definitiva, se aprovecha la anticipación de una época festiva para trabajar diferentes aspectos a través de pictogramas: habilidades motrices finas, desarrollo de la creatividad, identificación de pictogramas, ejecución de órdenes, cohesión de grupo, memoria... además de pasárnoslo genial!

Existen muchos modelos de calendarios de adviento. Algunos comercializados y otros, realizados en casa de forma artesana en grupo: con calcetines, con sobres de colores, con rollos de papel, botes de yogur, con cajas de cerillas, con saquitos, cucuruchos… Aquí os ofrecemos diferentes ideas. ¡Imaginación al poder!












Para los que tenéis en casa un calendario de adviento y para los que no seguís aún esta tradición o idea, os comentamos posibles usos desde una visión pedagógica:
- Confeccionar uno en casa en familia o con amig@s además de reforzar las relaciones sociales, potencia la creatividad y estimula la imaginación. Se trata de acordar qué diseño se quiere hacer, consensuar, comunicar, hacer en grupo... Después hay que decidir que es lo que va a esconder: en nuestro caso eran actividades para hacer en grupo, pero puede contener cariñogramas (mensajes positivos de cariño hacia otras personas), actividades ilusionantes que se quieran hacer los días previos a la navidad (ir al cine todos juntos, preparar chocolate y churros, visitar juntos un museo, ir de paseo a un lugar de interés, hacer un bizcocho, visitar a alguien...), deseos... Cada persona esconderá o quien lo haya diseñado esconderá dentro de cada número la sorpresa, para ir descubriéndolas en grupo cada día, del 1 al 24.

- Gestión de emociones y capacidad de espera: Cuando no podemos conseguir algo de forma inmediata y tenemos que esperar, como en este caso hay que esperar al día siguiente para descubrir otra sorpresa, solemos sentir frustración, nerviosismo, impaciencia… saber gestionar estas emociones nos permitirán desarrollar la capacidad de espera sin que ello sea un sufrimiento. 

- Los números y juego: Dependiendo de la edad podemos aprovechar la ocasión para aprender los números, la cuenta-atrás, la resta y suma de días,  o conceptos como el paso del tiempo. También jugar con los números y poner algunos en otras lenguas, escritos en letra o en número, en números romanos, mediante una operación numérica, etc.

- Es frecuente que los calendarios que compramos escondan chocolatinas o golosinas, pero si los hacemos en casa pueden esconder frases reflexivas, juegos de papel y lápiz, juegos cortos y sencillos para hacer en familia, pruebas divertidas, retos, o vales para canjear por actividades o momentos que les gusten a vuestros niñ@s. En definitiva, una perfecta herramienta para dedicar tiempo al juego en familia o en grupo.

Historia: ¿Cuántas veces celebramos fiestas o tenemos tradiciones que no sabemos de donde proceden, cómo nacieron, o qué objetivo tenían?, podemos aprovechar la ocasión para descubrir la historia. Conseguirás despertar su curiosidad e interés por conocer el mundo. 

- Ilusión: estas fechas están cargadas de ilusión, magia, solidaridad y unión, sobre todo a edades tempranas. La espera de la llegada del Olentzero y de las fiestas comienza cada vez antes. esta espera es ilusionante, aún si cabe con los calendarios de Adviento. Potenciar la ilusión y la fantasía es positivo para el desarrollo de su imaginación, de su pensamiento y sus emociones.
Zorionak eta urte berri on!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Idatzi hemen zure iritzia edo proposamena / Escribe aquí tu opinión o propuesta. Eskerrik asko!